Jess Bruja











{noviembre 30, 2010}  
CASAS DE MELILLA



LA CASA DE MELILLA EN ALMERIA MUSEANDO EN VERA 

La Virgen de la Victoria también estuvo 
en la población veratense 
Redacción: El sábado día 27 del pasado mes de noviembre, la Casa de Melilla en Almería, celebró una nueva edición de su, ya clásica, actividad “Conozcamos Nuestros Pueblos”, visitando en esta ocasión la localidad de Vera, distante unos 90 kims, de la capital, en dirección a Murcia 
Para ello los melillenses que en este día, con valentía desafiaron las inclemencias del tiempo pues llovió bastante en la provincia almeriense, se subieron al autobús, allí en el Zapillo almeriense a las ocho de la mañana, hora en la que como decimos, llovía bastante sobre la ciudad.. 
Después de un buen desayuno en el área de servicio, “Venta del Pobre” de la localidad de Nijar, se llegó al prime r destino, a las diez de la mañana, este primer destino fue la Plaza de Toros de Vera, construida sobre el año 1.670. Los melillenses, disfrutaron de la plaza a su antojo, viendo su Museo Taurino, la Capilla, la Enfermería, los Toriles, el Patio de Caballos y pisaron el albero, que aunque llovía, se encontraba en muy buen estado. 
Acabada la visita al Coso taurino, se dirigieron al Ayuntamiento, siempre bajo la lluvia, donde les esperaba el Director de Museos del municipio, Domingo Ortiz, quien les mostró las instalaciones del Museo Etnográfico, donde además de elementos y utensilios muy antiguos, están recreados, una cocina rural de hace siglos, bancos de carpinteros, zapateros y herreros, con todo tipo de herramientas, En este museo, se pudo observar la vida de Vera y su comarca hace varios siglos. 
Después de esta visita y con Domingo Ortiz, quien acompañaría al grupo ya todo el día, se dirigieron “paseando bajo la lluvia”, al Convento de los Padres Mínimos, convento del que hoy solo queda lo que fue la Iglesia, reconvertida en Museo Municipal. En dicho recinto nos encontramos con dos museos, uno el propio edificio, del siglo XVI y otro con la colección de grabados que allí se encontraban, ambos, edificio y grabados así como paneles explicativos fueron detalladamente explicados por el director de museos. Aquí lo melillenses de Almería, se llevaron la sorpresa de que el Altar Mayor de esta Iglesia estuvo dedicado a la Virgen de la Victoria. 
Otra vez a la calle para observar la Casa de los Orozco, familia veratense. y continuar hasta la “Fuente de los Cuatro Caños” aún en servicio y el Museo del Agua, donde persisten aún, los 30 pilares de lavado, todo ello, continuando con la explicación del mencionado director de Museos de la población. 
La última visita prevista, el Cerro del Espíritu Santo, no se pudo realizar debido a la lluvia, ya que había que subir un tramo bastante largo, andando. 
Así el grupo tuvo tiempo para visitar el “mercadillo” de la localidad o probar las ricas tapas de sus bares, hasta que a las dos, se dirigieron de nuevo al Ayuntamiento, donde en el Salón de Plenos les esperaba su alcalde, Felix Mariano López Caparrós, acompañado del Concejal de Educación Miguel Angel Martínez Fernández. El primer edil, dio la bienvenida oficial a la población, lamentándose de que debido a la lluvia no se hubiese podido ver otros puntos de la población. También felicitó a la Casa porque iniciativas como la de esta actividad les hace ser verdaderamente embajadores de Melilla en Almería, felicitándose, también, por ser Vera una de las poblaciones elegidas para estas visitas. El Alcalde dijo conocer Melilla y habló de algunas familias veratenses que residen o han residido en Melilla, con apellidos como Salas o Morate. 
El edil veratense entregó a Lola, la presidenta de la Casa de Melilla en Almería, de una magnífica pieza de cerámica con el escudo de la población y Lola, le dio la réplica agradeciéndole la gran acogida recibida y el trato dispensado y entregándole un ejemplar del gran libro Melilla Viva. 
Finalizada esta visita institucional y después de intercambiar palabras amistosas con los ediles de la población, el grupo se dirigió a un nuevo Museo, en esta ocasión un Museo Gastronómico, un verdadero Templo de la gastronomía almeriense y andaluza y con gran renombre internacional pues ha participado en numerosos eventos fuera de nuestra fronteras, la Terraza Carmona, donde su director Ginés Carmona ya había dispuesto las mesas y viandas para disfrutar, como así fue de una gran y opípara comida, compuesta por algunos platos típicos almerienses, como grurllos con conejo, “ajo colorao” y “rosco de pulpo” o ensaladas con “fritada” y una buena carne o pescado, todo ello regado con buen vino y cerveza, finalizando con un gran postre, también típico, bizcocho de dátiles y helado, asó como con una copa de cava, obsequio del restaurante, con la que se brindó, como no, por Vera, Almería, Melilla y la Casa de Melilla en Almería. 
Ya después de la sobremesa, otra vez al autobús para recorrer en sentido inverso los noventa kilómetros hasta el Zapillo, donde se llegó sobre las ocho de la tarde, también bajo la lluvia, pero con la satisfacción de haber pasado una gran jornada en Vera.


Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: