Jess Bruja











{octubre 1, 2010}  





POR PEDRO GALLARDO      


Más de lo mismo, despelote verbal y el coro sin decoro
 No hay manera, inaguantable espectáculo, ping-pong de ataques personalistas al mejor postor, hastío, repetición..y esto no tiene visos de reconducción, estando Mayo cada vez más cerca. La Presidenta de la Mesa se vanagloria y afirma que controló a los veinticuatro, siendo ella una excepción, dominando la situación, haciendo tripas corazón, no expulsando a la tercera de turno, demostrando su equilibrio, su control fonético y gestual, siendo el auténtico problema, que se lo cree y todo.
 “Es corrupto quien coarta las libertades y derechos fundamentales”, dice Aberchán. Es pesado, recalcitrante seguir con el mismo argumento tan consabido. Que las movidas continuas se quedan interiorizadas en la Casa grande, que luego los medios se encargan de cargar las tintas siguiendo los criterios editorialistas, que la gente respetable no lee apenas, que se distorsiona la realidad, que hay que llegar a esa mayoría ciudadana libre y potencialmente transformadora, a ilusionar, ávida de cambio, que necesita sentirse protagonista  y a lo que no se sabe llegar por parte de la alternativa de gobierno necesaria, que os queda mucho por hacer y  no quedarse en los titulares, que el “tiempo” lleva a mejor reposo, a la inactividad y al olvido. Hace falta una nueva estrategia desde el positivismo, otras concepciones, siendo los plenos momentos etéreos, felizmente sometidos a la temperatura ambiente del día a día, irremisiblemente secuencial, volviéndose  a la tensa calma.
Acatamos la sentencia en cuanto a contestar lo sustraído ilegalmente, las cuestiones sobre la Autoridad portuaria, la dirección de Esteban, pero cuando queramos, si es posible en esos úitimos, postreros  segundos del colchón bimensual establecido. Vamos que acepto pero me tocan los ovarios y yo acato no pudiendo disimular el cabreo ante el proceder del TJSA. Pues  es lo que hay y a pasar por el tubo, por restrictivos, vengativos e irrespetuosos con la voluntad popular que representa la legítima oposición, mal que os pese.
Y no me siento nada cómodo con la visita de Arenas, el desembarco de la ejecutiva andaluza este Lunes en estos doce kilómetros cuadrados de españolidad geográficamente africana, y con mucho orgullo. ¿ Vienen invitados por la oficialidad de la Ciudad autónoma, como Ansar e hijo? o ¿se pagarán sus traslados, comidas, asueto y “cultureta”?.  Sin duda el gesto oral, explícito es una cosa y el hecho otra, una provocación más que alimenta a los activistas incivilizados fronterizos a darle caña al mono en la “tierra de nadie”. No hace falta tanto patriotismo electoralista reclamando a la sabia naturaleza solidaridad por parte de los vientos de Levante, un aplazamiento “ sine die”, un quedarse en Al-Andalus, menos titular y partidismo, manipulación y cantos de sirena.
Así se van sucediendo los plenos de descontrol , descarga emocional  lindando con lo barriobajero, para que luego la mayoría de rodillo y reclamante de un “nuevo perejil patrio”, nos digan que son los que más contestan, se reúnen, se comisionan, se interpelan mutuamente, vamos que lo hacen fácil y acorde con las reglas democráticas  a ritmo de ROM “ versus cristiniano”. Como si lo que es de obligado cumplimiento, ahora se nos quiera vender como “extras”, demostrándose un cinismo y una cara dura de mucho cuidado. El aplauso por cumplir con lo estipulado, por competencias y requetebién pagado.
 La vulneración de derechos universales, constitucionales por parte de la mayoría “ imbrodiana”, avalada por las sentencias  judiciales denotan un estilo despótico, del que la oposición se carga de razones, pero esto no es óbice para un “no caer continuo en la provocación y limitación de libertades”. Echo en falta menos respuesta emocional y personalista, más mano izquierda, pudiendo entender de cruzamientos mentales, pero representan  legítimamente a casi  once mil melillenses, y corresponde ser con hechos una alternativa creíble, con control, ilusionante y diferente en los pronunciamientos. Hagan pues su  autocrítica reparadora, no les pese asumir el grado de responsabilidad que les pertoca ante tanto mal ejemplo y desvarío.
 Menos de lo  mismo, menos despelote verbal  y más respeto, decoro y “saber estar.
 Con implicado y libre afecto, para todos y sin que nadie me dicte el guión, puede que mi otro yo, más reflexivo, pausado, experimentado. Seguiremos sacándole punta al  lápiz, cual contrapunto contrastable y dialécticamente provocador, generosa aportación en estos tiempos  de pronta hojarasca otoñal, felizmente repetitiva. ¡Quien lo ve  para disfrute! 




Fotos remitidas y cedidas por el autor

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: